La fascitis plantar es una de las causas más comunes de dolor de talón. Implica la inflamación de una banda gruesa de tejido que atraviesa la planta del pie y conecta el hueso del talón con los dedos de los pies (fascia plantar).

fascitis plantar

La fascia plantar tiene una gran función biomecánica al caminar. Es la responsable, junto con otras estructuras, de:

  • Ayudar a mantener el arco plantar.
  • Absorber y devolver la energía que se produce cuando el pie impacta contra el suelo.
  • Proteger los metatarsianos, evitando un exceso de flexión dorsal de los dedos.

Síntomas

La fascitis plantar comúnmente causa dolor punzante que suele aparecer con los primeros pasos de la mañana, sobre todo durante los primeros seis meses. A medida que te levantas y te mueves, el dolor, normalmente, disminuye, pero puede volver después de largos periodos de estar de pie o cuando te pones de pie después de estar sentado. El dolor suele empeorar después del ejercicio, no durante este.

Pasados los seis primeros meses, el dolor pasa a ser latente durante toda la actividad diaria.

Tiene un impacto negativo en la calidad de vida ya que no nos permite desempeñar la actividad física o diaria habitual debido al dolor que genera. Esto puede provocar implicaciones emocionales, ya que muchas veces utilizamos el deporte como método para disminuir la ansiedad y el estrés y ante una fascitis plantar  tendríamos que reducir o suprimir el ejercicio.

Causas

La fascia plantar tiene la forma de un arco, que sostiene el arco del pie y absorbe el choque al caminar. Si la tensión y el estrés aplicado en este arco se vuelven demasiado grandes, pueden ocurrir pequeños desgarros en la fascia.

Los estiramientos y desgarros repetitivos pueden irritar o inflamar la fascia, aunque la causa sigue siendo incierta en muchos casos de fascitis plantar.

inflamación fascia

Factores de riesgo

La fascitis plantar puede presentarse sin causa aparente, pero algunos factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar esta afección pueden ser:

  • Edad: es más común entre los 40 y 60 años de edad.
  • Algunos ejercicios: actividades que ejercen mucha presión sobre el talón y los tejidos adheridos, como carreras a larga distancia, ballet, danza aeróbica…
  • Mecánica del pie: La forma de pisar es una de las cusas principales que influye en la aparición de la fascitis plantar. Los tipos de pie en los que nos podemos encontrar estos problemas son los pies cavos (puente más elevado de lo normal) y los pies pronados (tienden a caer hacia la zona interior del pie). En ambos casos se produce una disminución del apoyo de la zona lateral externa, quedando la fascia en una mayor tensión por la zona interna.
  • Obesidad: el exceso de peso ejerce una presión adicional sobre la fascia por lo que existe un mayor riesgo.
  • Trabajos que te mantienen en pie: maestros, trabajadores de fábrica y otras personas que pasan la mayor parte de sus horas de trabajo caminando o de pie sobre superficies duras, pueden afectar a la fascia plantar.

¿La fascitis plantar es un problema común?

Es un problema bastante frecuente, entre un 20 y un 30% de la población es probable que sufra una fascitis plantar  a lo largo de su vida.

También es muy frecuente en la población deportista, aunque también puede aparecer a partir de los 45 años en personas que no practican deporte.

La fascitis plantar es más común en los corredores. Las personas con sobrepeso y las que usan zapatos con soporte inadecuado también tienen un mayor riesgo de padecer fascitis.

En población no deportista es más común en mujeres, ya que en las mujeres existe una relación directa entre la fascitis plantar y el acortamiento de la musculatura posterior de la pierna. Una de las causas más comunes por las que se produce acortamiento de la cadera posterior es por el uso continuado de zapatos de tacón. Por esto, es muy importante alternar el calzado de tacón alto con zapatos más planos para evitar que la musculatura de la pierna se “acostumbre” a la altura del tacón y se acorte.

Prevención

La fascitis plantar se puede prevenir:

  • Utilización de calzado adecuado.
  • Reducción del exceso de peso corporal.
  • Estiramiento de la musculatura.

Para reducir el dolor de la fascitis plantar os dejamos un vídeo en el que os explicamos cómo poder realizarlo:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad